Reseña

El silencio de los historiadores

Revista electrónica - Buenos Aires

Nidia Carrizo de Muñoz. El silencio de los historiadores. La ausente teoría de la historia. Argentina y Brasil  Mendoza, Editorial de la Universidad Nacional de Cuyo, 2010, 314 p.

No es un texto simple. No lo afirmamos como una crítica; sino que, quien se disponga a leerlo no lo puede hacer pensando en un escrito de  entretenimiento o de “historia lineal tradicional”.

En el prólogo, quien fuera el director de la tesis de la autora, Cristian Buchrucker, dice entre muchas cosas, “ha elegido los populismos, concretamente al peronismo y al varguismo, como objetos de estudio comparativo, para mostrar cómo ha avanzado la comprensión de estos fenómenos históricos en la historiografía argentina y brasileña”.
En la introducción. El oficio del historiador. La construcción de la teoría como trabajo del historiador, la responsable del escrito reflexiona acerca de la indiferencia de estos frente a la teoría y su gravedad, al extremo que dejaron a otros  el pensar  sobre los problemas fundamentales de la historiografía. No faltan los desmitificadores de la historia, creadores de nuevos mitos,  a veces infundados. Situación que parece revertirse en los años de 1990.

Desde ahí, divide su obra en dos partes. La primera, Análisis crítico del problema teórico en la historiografía, con cuatro capítulos; la segunda, Aplicación  de hipótesis de investigación sobre populismos latinoamericanos, con dos más. Luego las   conclusiones y un  anexo comparativo.

Pensó un  examen muy pormenorizado  de una rica bibliografía y  agrega un estudio comparativo de dos realidades propias de países con algunos puntos de contacto, Brasil y la Argentina, donde el populismo ha sido motivos de muchas páginas de análisis, algunas de desigual valor. Acompaña con  una revisión crítica de variadas teorías y enfoques.

Ofrece un buen  aparato erudito; las notas de pie de páginas, muchas y bien seleccionadas. Lo mismo se puede afirmar de la bibliografía final. Es un trabajo enjundioso, propio de alguien que no ha trabajado de apuro, sino con un largo tiempo de madurez.

Recomendamos su lectura a quienes piensen abordar futuros trabajos de investigación, ya de temáticas latinoamericanas, ya de las propias de la historiografía. Buscando hacia atrás, podemos hallar libros ubicables en esta línea; sin embargo, algunos están algo superados, pues la postmodernidad -que ha abierto otras categorías-  centra el debate en diferentes  problemas,  que son del interés de la autora.

Norma Isabel Sánchez
Prof. Adjunta de la FM/UBA
Jefa de Investigaciones del Departamento de Humanidades